Cómo me convertí en nómada digital

Si te sientes miserable trabajando encerrado en una oficina y te gustaría hacerlo mientras recorres el mundo, quizás te interese saber cómo me convertí en nómada digital.

¿Qué es un nómada digital?

Es una persona que puede trabajar desde cualquier parte del mundo mientras tenga una conexión a Internet y un computador.

Gracias a ese trabajo, esta persona puede viajar constantemente, sin un lugar fijo. Internet ha revolucionado el concepto de “trabajo”, brindándonos nuevas posibilidades y actividades que antes no existían o que se adaptaron a los nuevos tiempos.




¿Quiénes pueden ser nómadas digitales?

nomade_digital

Mucha gente piensa erróneamente que solamente los periodistas pueden serlo. ¡Claro que no!

En teoría, puede ser cualquiera que trabaje por Internet. Por ejemplo, si tienes un negocio que puedes dirigir en línea o si eres un diseñador web freelance, puedes lograr tu sueño de ser un nómade digital.

¿Qué NO es un nómade digital?

El término está de moda, suena cool y mucha gente se marketea como tal.

Dejémonos de pretensiones: si viajas de vez en cuando y escribes sobre eso, eres un bloguero, pero no necesariamente un nómade digital. Y no tiene nada de malo. Pero seamos francos: aparte de muy contadas excepciones, muy poca gente vive de su blog de viajes.

Lamentablemente, existe una tendencia generalizada de bloggers de decir que viven de sus blogs o de crear contenido solo para atraer lectores y seguidores. Y en muchos casos ¡es mentira! Y peor aún, crean cursos para enseñarte a trabajar en Internet.

Yo no vivo exclusivamente de mi blog, pero sí vivo 100% de Internet, de una combinación de trabajos manejando redes sociales y escribiendo. La Vida Nómade se convirtió en una especie de Currículum Vitae. El blog me genera dinero, pero tengo limitado el contenido pagado. No me interesa que se llene de publicidad ni posts sponsoreados. Lo mismo con mis redes sociales, donde las marcas que menciono suelen ser obsequios o productos que recomiendo porque me gustan mucho, no porque me paguen por mencionarlos.

Entonces, ¿cómo convertirse en nómada digital?

Mi trabajo a través de Internet se basa en escribir profesionalmente. Estudié periodismo justamente para esto.

Como bloguera también escribo artículos, pero no son tan bien pagados ni tienen la exigencia de mis artículos periodísticos. Antes hacía asesorías en línea para personas que buscan trabajo en cruceros.

Trabajo de forma freelance escribiendo para agencias de viajes y marcas de ropa outdoor, creando contenido para sus sitios web y manejando sus redes sociales. Anteriormente pitutée para medios de comunicación, como el Diario Financiero.

También hago asesorías en marketing de contenidos y redes sociales. A veces organizo itinerarios para amigos y conocidos. Todo esto por internet.

Además, participo de viajes de prensa y recibo ciertas regalías, como invitaciones a eventos de la industria turística, estadías en hoteles y excursiones en destinos en Chile y en el extranjero.

Un día típico en mi vida nómada digital

yo_the_bund

Una muy feliz yo en Shanghai, China, en 2016, mi año viajando por Asia.

Aunque no todos mis días son iguales, uno cualquiera parte alrededor de las 9 am. Trabajo unas 2-3 horas y luego salgo a conocer la ciudad donde esté. Vuelvo alrededor de las 6 pm y trabajo hasta aproximadamente las 10 pm. Cuando estoy en Santiago, mi ciudad, es prácticamente lo mismo.

También aprovecho mucho las escalas en aeropuertos, los viajes en tren y otros momentos para escribir.

¡Benditos sean los teléfonos que hacen tan fácil escribir en ellos! Si bien antes pasaba muy poco tiempo en el computador mientras viajaba, ahora lo hago alrededor de 5-6 horas diarias, lo que incluye reuniones por Skype.

A veces es tiempo de parar

El 2017 volví a Chile. Venía de pasada para traducir mi título y volver a Vietnam, a hacer clases de inglés. Pero por motivos familiares me tuve que quedar un tiempo extra. Fue entonces cuando me di cuenta de que en Chile había una oportunidad.

El 2018 ya tenía todo listo para irme otra vez a viajar por el mundo, pero se me dio la posibilidad de trabajar escribiendo para la Promoción Oficial de Chile. Esto implicó hacer un trabajo de 9 a 6, lo que siempre evité. Todo coincidió con malestares estomacales graves que empecé a experimentar durante esos meses.

Decidí quedarme. En parte, porque me sentía físicamente mal como para viajar de forma permanente. Segundo, para ampliar mi currículum de periodista.

Ya a fines de octubre empecé a sentirme mejor y a seguir un tratamiento médico. Mientras tanto, siempre mantuve este blog activo y participé de diversos viajes más cortos que me llevaron a recorrer el norte y sur de Chile, Argentina, Honduras, Perú  México. También fui convocada a dar varias charlas sobre Marketing Digital en ferias de turismo, eventos para la industria, etc., y para contar mi vida como nómada digital en universidades.

Ahora estoy trabajando otra vez para la Promoción Oficial de Chile, pero esta vez en forma 100% remota. También sigo con mi blog y trabajando con otras cuentas relacionadas a viajes que me permiten tener una vida nómada digital y trabajar y viajar 🙂

Lo positivo y lo negativo de traviajar

Como todo en la vida, ser nómada digital tiene sus pros y sus contras. Estos son algunos de ellos:

Pros

  • Horario de trabajo flexible.
  • Espontaneidad para todo.
  • El mundo es tu oficina.
  • Eres tu propio jefe.
  • No tienes una rutina fija ni monótona.

Contras

  • Puede ser un poco inestable.
  • Uno depende de la señal de Wi-Fi o del plan de datos que tenga.
  • Es difícil hacerse el hábito y establecer un horario de trabajo.
  • Es complicado establecer relaciones profundas y duraderas porque uno siempre anda “de paso”.
  • Andar con el computador a cuestas puede ser un poco incómodo.




¿Puedo ser un nómada digital yo también?

¡Claro! Como dije anteriormente, tienes que buscar la forma de trabajar por Internet. No es fácil, pero tampoco imposible. En mi caso particular, cambié mi vida y la adapté para lograr hacer lo que realmente anhelaba: escribir y viajar. Sin embargo, ten en cuenta que hay muchas otras opciones para traviajar o trabajar viajando por el mundo.

¿Cuánto tiempo haré esto? No lo sé. Soy de esas personas que siempre cambian de opinión y nunca sabe donde va a estar la próxima semana. Incluso a veces me dan ganas (muchas ganas) de volver a los cruceros o trabajar en un hostal, pero, hasta ahora, no tengo intenciones de encerrarme en una oficina de 9 a 6.

Y tú, ¿qué piensas hacer?


Periodista especializada en Comunicación Digital y diplomada en Historia. Trabajo remoto creando contenido para diversas marcas, realizo charlas sobre Marketing y Turismo, y escribo para la Promoción Oficial de Chile (SERNATUR) en el mercado nacional e internacional (Chile Travel y Chile Es Tuyo). Si necesitas mis servicios profesionales, no dudes escribirme a lavidanomade@gmail.com. Véamonos en Instagram Facebook y Twitter.

5 commentarios

Hugo · 29 noviembre, 2018 a las 4:29 am

Hola, que cosas podría aprender o estudiar para ser nómade?

Carlos Scheuch · 28 noviembre, 2018 a las 6:35 pm

Viva el nomadísmo digital! Nosotros en poco vamos a lanzar nuestro “blog corporativo” de estilo de vida remoto de todo el equipo! Te aviso cuando lo tengamos! Abrazote y que disfrutes el camino

Fran Opazo · 18 octubre, 2016 a las 11:26 am

Gracias Cayena!!! Espero que lo logres 🙂

cayena · 14 octubre, 2016 a las 7:53 pm

Te felicito por tu gran valentía, no cualquiera se le mide a tan increíble aventura. Te sigo por FB desde hace poco, un día encontré tu blog mientras buscaba información sobre cómo trabajar en cruceros; devoré todo el contenido de un solo tirón, muy bueno! También quisiera dejarlo todo y explorar el mundo mientras trabajo desde mi portátil, espero encontrar el oficio o negocio adecuado que me permita hacerlo.

Exitos en tu camino, abrazos desde Canadá!

Cayena

christopher · 10 mayo, 2016 a las 6:08 pm

yo voy en camino a eso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inline
Inline