La tendencia de los sudamericanos —y sobre todo de los chilenos—, es viajar al Caribe en toda época del año: el sueño de descansar con vista al mar y caminar en arenas blancas es posible. Pero recuerda: el Caribe es más que Cuba o Punta Cana.

¿Cuál es la mejor época para viajar a Caribe?

Temporada alta en el Caribe

La temporada alta en el Caribe se da entre diciembre y mayo. Las temperaturas disminuyen, pero los precios aumentan. El clima convierte a este periodo en el mejor, pero si quieres viajar al Caribe barato, quizás debas hacerlo en temporada baja o aprovechar las promociones.

Temporada baja en el Caribe

La temporada baja, en tanto, se da entre agosto y noviembre. Los precios bajan, pero existe el riesgo de huracanes, entre julio y septiembre. Infórmate antes de comprar tu pasaje de avión al Caribe.

En esa época surgen muchas ofertas para viajar al Caribe.

viajar a aruba

La isla de Aruba.

Entonces, ¿cuándo viajar al Caribe?

Puedes viajar al Caribe cuando tú quieras. El clima es agradable todo el año (más caluroso en temporada baja) y no siempre hay huracanes. Si compras tu pasaje de avión o tu paquete turístico con mucha anticipación, lee la letra chica de la aerolínea y pregúntales qué pasa en caso de huracán en mi destino.

Viajar al Caribe: 7 recomendaciones

Roatán, historia, playa y gastronomía

Por Fran Opazo 🙂

Mi viaje a Roatán en el verano del 2018 estuvo lleno de sorpresas. Ya conocía la isla gracias a mi anterior trabajo como tripulante de cruceros. Pero este viaje fue otra cosa: tuve tiempo suficiente para conocer el lado menos conocido de la isla, aquel al que los barcos de cruceros no llegan.

¿Cómo llegar a Roatán?

Para llegar a Roatán puedes llegar en crucero o en avioneta. Existen aerolíneas que realizan vuelos hacia la isla saliendo de la ciudad de La Ceiba.

En tanto, el ferry “Galaxy Wave” es la manera más barata de llegar a Roatán. Desde La Ceiba demora aproximadamente 1 hora y diez minutos.

Las aguas cristalinas de Little French Key.

¿Qué hacer?

En Roatán puedes hacer actividades tanto de día como de noche.

Durante el día, puedes ver bucear o hacer snorkel y ver el segundo arrecife de coral más grande del mundo. También peude destinar un día completo —o incluso quedarte— en Little French Key, un cayo privado al sur de Roatán donde las aguas son transparentes y el ambiente súper relajado. Es, literalmente, para nadar, tomar sol y disfrutar de la gastronomía que ofrece la isla.

Durante la noche puedes irte de fiesta al sector de West End o cenar en el delicioso restaurant del hotel Igabari.

Para tener una experiencia más local y conocer el lado más cultural de Roatán, puedes hacer un tour a los manglares de Oak Ridge y pasar la tarde del domingo con los garifunas para conocer sus bailes y sus costumbres.

¿Para quedarse? Una buena idea para descansar es viajar al Caribe todo incluido y disfrutar de un hotel all inclusive a orillas del mar como el Mayan Princess Dive and Beach Resort.

Lee en detalle mi experiencia en Qué hacer en Roatán, 9 imperdibles de la isla hondureña del Caribe

Aruba: océano turquesa y arena blanca

Por Laura Otero de Laura No Está

Llegué a Aruba de noche, en un vuelo desde Bogotá, luego de haber pasado una semana en Colombia. Llegar a la isla desde Argentina implica hacer escalas, dependiendo de la aerolínea puede ser en Panamá o en Colombia.

Apenas toqué tierra, noté que la oscuridad abarcaba todo y, en el trayecto en taxi desde el aeropuerto al hotel, no podía confirmar que veía. No tenía idea con que me iba a encontrar cuando saliera el sol al día siguiente.

viajar a aruba

Me desperté ansiosa, a las 8 de la mañana, y salí corriendo a ver el mar y la playa de esa famosa isla desconocida. Apenas crucé la calle que dividía el hotel del mar me encontré con un océano turquesa cautivante y una arena blanca, finita, que casi no quemaba.

Me dediqué la siguiente semana a recorrer sus playas, desde las más inhóspitas, como Baby Beach, hasta las más convocantes, como Palm Beach. Debo decir que lo más interesante de la isla feliz son las playas y, de volver, dedicaría todo mi tiempo a recorrerlas con mayor profundidad.

Lee también: Viajar a Aruba, datos para disfrutar la isla feliz del Caribe.

Lo mejor: Baby Beach y Boca Catalina, ambas playas son imperdibles, la primera para descansar, la segunda para hacer snorkel.

Lo peor: los precios. Aruba esta completamente dolarizada, por lo que resulta bastante caro, tanto comprar souvenirs como ir a cenar afuera.

Bocas del Toro – Panamá

Por Aldana Chiodi de Magia en el Camino

Bocas del Toro es el nombre de una provincia de Panamá, pero la parte más visitada de la provincia es la de sus islas, en la costa del Caribe panameño.

El archipiélago de Bocas del Toro tiene una isla principal, la isla Colón, y varias islas menores, como la isla Carenero o la isla Basimentos.

¿Cómo llegar a Bocas del Toro?

Los ferrys a la isla Colón salen desde Almirante, un pequeño pueblo donde no es aconsejable quedarse mucho tiempo. Si están en vehículo propio, pueden cruzarlo en ferry (hay dos horarios por día, uno a las 7 de la mañana y otro a las 12 del mediodía) o lo pueden dejar en un estacionamiento privado en el pueblo y cruzar
en las pequeñas lanchas.

Si están sin vehículo, pueden tomar las lanchas/botes, que salen cada media hora (los horarios pueden cambiar).

También la isla cuenta con un pequeño aeropuerto.

¿Qué hacer en el archipiélago de Bocas del Toro?

En la isla Colón está el Pueblo de Bocas, donde se concentran los restaurantes, bares, agencias de turismo, comercios y hoteles. Pueden elegir alojarse allí o en alguno de los hoteles diseminados por la isla. Nosotros nos alojamos en Hotel Playa Tortuga, un hotel 4 estrellas, con una gran piscina y acceso a una pequeña playa.




En esta isla se ubica la playa Estrellas, que, como su nombre lo indica, tiene muchas estrellas de mar. Una playa que les recomiendo visitar, porque ver a las estrellas de mar tan cerca es una hermosa experiencia. Además, si tienen suerte, se pueden cruzar con algún perezoso en los árboles. Se puede llegar en vehículo propio o en
bus. Los buses salen desde la plaza principal del pueblo. También, algunos se animan a llegar en bicicleta.

Para visitar (o alojarse en) las demás islas con sus famosas playas, como playa Zapatillas o Red Frog, es necesario contratar una excursión o traslado privado.

Dominica: paisajes de ensueño

Por Julia del Olmo de Camino Salvaje

Dominica es un país que pertenece al grupo de las Pequeñas Antillas. Es una isla volcánica donde la naturaleza es la protagonista.

¿Cómo llegar a Dominica?

Si ya te encuentras en las Antillas existen ferrys desde Guadaloupe, Santa Lucia y Martinica, si por el contrario quieres llegar en avión debes saber que no hay vuelos directos sino que todos hacen escala en alguna de las islas cercanas, eso sí, hay vuelos (aunque no sean directos) regularmente.

Cosas que hacer en Dominica

Una vez en la isla disfruta, ya sea de sus hermosas cascadas como la de Trafalgar, o de Tiou Gorge, una impresionante garganta donde grabaron algunas escenas de Piratas del Caribe.

Dominica. Foto de Julia del Olmo.

Si buscas playas de ensueño no te pierdas la playa de Waven Cyrique, no en muchos lugares puedes ver cascadas cayendo directamente en la playa.

Pero si hay un lugar donde poder ver el carácter volcánico de la isla es en el Valle de la Desolación y Boiling Lake, un verdadero lago hirviendo.

Dónde dormir: recomendado

Para dormir te aconsejo alojarte en Le Petit Paradis regentado por una familia que te hace sentir como en casa. En el pequeño restaurante puedes disfrutar de la cocina criolla, todo casero hecho en el momento por Joan, la jefa del lugar, y olvídate del menú, es lo que ella quiera cocinar pero lo prometo ¡nunca decepciona!

Jamaica: playas, reggae, Bob Marley y mucho más

Por Carola Fernández Moores & Marcelo Borrego de Periodistas Viajeros

Quiero arenas doradas y mar azul. Sí, por supuesto. Palmeras, sol y ron. Anotado. Cascadas, vegetación y deportes acuáticos. Sin falta. Relax y caminatas por la playa bajo las estrellas. Perfecto. Buena gastronomía y hoteles de primera calidad. No van a faltar.




Jamaica es el Caribe, el trópico, pero también es mucho más. Es la música de Bob Marley, la cadencia del reggae, la mística del movimiento rastafari que encuentra sus raíces en Etiopía en el corazón de África; son las rastas en el pelo, el vegetarianismo, los colores verde, rojo y amarillo que brillan en sus banderas; y es además el aroma a marihuana que insistente flota en el aire.

Actividades para hacer en Jamaica

Sus playas paradisíacas como Montego Bay, 8 ríos y Negril son imperdibles, también las cascadas del río Dunn. Pero para vivir una experiencia completa hay que entrar en la Jamaica profunda y llegar a Nine Mile el pueblo en donde nació y vivió Bob Marley. Su casa convertida en museo muestra cuadros, pinturas, discos y fotografías
familiares (su madre era negra, su padre blanco); una banda toca temas de Marley en el patio, mientras subimos una breve colina camino a su mausoleo.

Grand Hotel Rose Hall. Foto de Periodistas Viajeros.

Allí está también la habitación en la que durmió hasta los 12 años y the pillow (la almohada), una roca en donde Marley acostumbraba apoyar la cabeza y meditar. La nombra en algunas canciones. El reggae suena suave cuando ingresamos descalzos y en silencio al mausoleo que guarda su cuerpo, es un momento de introspección, de reflexión que me acompañará en las dos horas de regreso a Montego Bay.

Para luego dejar que la noche se diluya junto al mar saboreando delicias en el Iberostar Grand Hotel Rose Hall. Sin duda un all inclusive muy recomendado.




San Andrés, una fantasía de siete colores en Colombia

Por Andrés y Lina de Renunciamos y Viajamos.

http://(https://www.renunciamosyviajamos.com/Cierra los ojos y pon la mente en azul. Ahora, cuenta hasta siete y cada vez que cambie la cifra, intenta cambiar el tono del azul que hay en tu mente. 1 azul profundo, 2 azul celeste, 3 aguamarina, 4 turquesa… y así sucesivamente. No abras los ojos aún.

Piensa que todos esos colores se funden en una mancha de agua, como un océano tibio con playas de arena blanca y palmeras que se mecen al antojo de la brisa.

Ahora sí, abre los ojos. Estás en el Caribe colombiano, en San Andrés, la isla con el mar de siete colores.

Cómo llegar a la isla de San Andrés

Para llegar a este paraíso colombiano hay que volar sí o sí; es una isla en el Caribe, recuerda. Las ofertas de vuelos se encuentran a diario y por precios que pueden rondar los US 100 ida y regreso a alguna de las grandes ciudades de Colombia. San Andrés es un paraíso turístico, así que nos vas a tener problema por el encontrar hospedaje perfecto que se ajuste a tu presupuesto.

Actividades en San Andrés

Una vez allá, la oferta de actividades va a copar tu agenda: buceo, ecoturismo, fiesta gastronomía o simplemente quedarse en la playa viendo como esta maravilla natural cobra vida frente a tus ojos.

Encuentra dónde quedarte en San Andrés aquí.

San Juan, Puerto Rico: un viaje en el tiempo

Por Gonzalo Vignoni de Espíritu Viajero

San Juan de Puerto Rico es una de las ciudades más importantes, históricas, y turísticas del Caribe. La que alguna vez fue el puesto militar más grande de las colonias españolas en América, es hoy uno de los principales puertos de cruceros del Caribe, y fue así como llegué a este rincón del continente. No tenía muchas expectativas, pero al ver la ciudad desde la Bahía de San Juan fue amor a primera vista.

San Juan. Foto de Gonzalo Vignoni.

Las callecitas empedradas, la arquitectura colonial, los coloridos edificios y la música sonando en todas las esquinas hacen que uno se olvide del calor y la humedad del ambiente. Recorrer el viejo San Juan, con sus plazas, monumentos, y antiguas fortalezas, es un viaje en el tiempo.

Imperdibles de San Juan

Los imperdibles son el Fuerte San Felipe del Morro, principal defensa de la ciudad durante la época colonial, y las murallas que rodean la vieja ciudad, declaradas patrimonio de la humanidad. Detrás de las paredes de piedra se encuentran desde palacios –como la residencia del Gobernador y el Casino de Puerto Rico– hasta humildes tiendas de artesanos, anticuarios, y bares que me recordaron al barrio de San Telmo en Buenos Aires, aunque más colorido y reemplazando el tango por la salsa.




Más allá de las murallas se encuentra la cara moderna de San Juan, con edificios modernos, playas de arena dorada y hoteles de todo tipo. Es una de esas ciudades llenas de rincones diversos, donde se mezclan idiomas, culturas, e ideologías (y no es para menos considerando la situación política de la isla).

Sobre todo, es una ciudad que enamora fácilmente y que merece una visita mucho más larga de lo que una parada de cruceros permite.

Nos volveremos a ver, San Juan.

Encuentra alojamiento ahora en San Juan en este enlace.

***

Ya sabes: ideas para viajar al Caribe no te van a faltar. ¡Buen viaje!


Fran Opazo

Periodista con mención en Comunicación Digital y un diplomado en Historia. Colaboro en distintos medios y realizo charlas sobre la transformación digital en el turismo. El 2018 empecé a trabajar en una agencia de Marketing Digital y a escribir contenido para la Promoción Oficial de Chile en el mercado nacional e internacional (Chile Travel y Chile Es Tuyo). Si necesitas mis servicios profesionales, no dudes escribirme a lavidanomade@gmail.com. Véamonos en Instagram Facebook y Twitter.

1 comentario

Julia · 13 noviembre, 2018 a las 10:10 am

Estos artículos me ponen los dientes largos… Encima en España hace frío así es que ¡ahora no puedo evitar mirar vuelos a alguna islita del Caribe!

Quedó genial el post, Fran. Gracias por contar conmigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inline
Inline