[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Text” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

La gran mayoría de los chilenos no se puede dar el lujo de dejar sus trabajos para viajar por el mundo. Quizás tú puedes, pero antes de que saques tus conclusiones, te pido que leas el artículo hasta el final para que entiendas mi postura. Estoy en un montón de grupos de Facebook y portales de viajes, y estoy un poco cansada de leer siempre el mismo título que se repite como un mantra millenial: deja tu trabajo para viajar por el mundo. No es que me parezca una mala idea: al contrario, dejé mi trabajo de diseñadora para viajar, pero trabajando a bordo de cruceros y mochileando después con el dinero ahorrado. Luego me las ingenié para estudiar una carrera que me permitiera trabajar desde cualquier parte.

En tiempos de Instagram, donde los viajes parecen sacados de una película, donde nadie transpira ni se ensucia, no te voy a mentir y decir que todo fue miel sobre hojuelas.

Tal como dije en mi charla en INACAP hace algunos meses, creo que como comunicadores tenemos una responsabilidad. Sería inapropiado llamar a los demás a renunciar sin tener un propósito claro ni una posibilidad real de mantenerse viajando. ¿Cómo le puedo decir a alguien que deje su trabajo para ir a Tailandia si el pasaje cuesta el equivalente a tres sueldos mínimos? ¿Cómo podría yo decirle a una persona que renuncie y viaje por el mundo si se endeuda semana a semana para poder pagar sus estudios o las deudas acumuladas? ¿Cómo puedo decirle a ese estudiante que paga mil dólares al mes en la Universidad que gaste lo mismo en un pasaje a Barcelona? Porque viajar desde Chile es caro, muy caro.




No es lo mismo dejar tu vida “de oficina” si eres de países desarrollados, donde la educación y la salud es gratis, para viajar por meses al Sudeste Asiático. No lo digo con ánimos de resentimiento: soy una persona privilegiada —pero bastante buscavidas—, no tengo deudas, y aunque me pago mis viajes o viajo gracias a mi trabajo, aún así cuento con el apoyo de mi familia. ¿Cuántos chilenos pueden decir lo mismo? Quizás tú puedes, pero aún así perteneces a un porcentaje muy pequeño de la población.

Relacionado: TRAVIAJAR O VIAJAR TRABAJANDO POR EL MUNDO (con enlaces de utilidad).

Viajar es un lujo, aunque sea para irte a lavar platos a Nueva Zelanda. ¿Sabes por qué? A diferencia de miles de chilenos, tienes la posibilidad de elegir. La mayoría no puede. Muchos chilenos ni siquiera conocen la playa.

Tu gobierno no te ayudará ni considerará tu viaje de seis meses por Asia como algo relevante. Te lo digo por experiencia propia: mi currículum no es visto con buenos ojos por potenciales empleadores. El hecho de haber pasado 10 años yendo y viniendo, en diferentes trabajos, causa impacto, tanto positivo como negativo. Y hoy, por primera vez en una década, llevo más de 5 meses en una sola ciudad. Actualmente me la estoy jugando por todo lo que no hice esos 10 años: construir. Las cosas han cambiado y no necesito dejar mi trabajo para viajar porque mi trabajo está relacionado con viajar. Pero llegar ahí no ha sido fácil y no quiero tampoco que lo parezca, con el mero fin de ganarme unos seguidores más. Sin el apoyo de mi familia, este cambio de vida habría sido muy difícil o casi imposible.

¿Y sabes lo que me irrita profundamente? La cantidad de blogueros que hay vendiéndote humo con sus e-books de pago en los que te cuentan cómo renunciaron y lograron viajar por el mundo. Algunos lo lograron ¡sí! pero hay muchos otros que no, y es a través de esta venta de humo que logran financiar sus viajes, pero no lo van a admitir. Mi idea no es desmotivarte: sólo quiero decirte la verdad y repetirte que viajar es un lujo. Si tienes la posibilidad de elegir, siéntete privilegiado. La mayoría de los chilenos no puede renunciar para irse a viajar por el mundo y creo que debemos ser humildes y respetuosos ante la desigualdad que no les permite hacerlo.




EDIT: Agradezco los comentarios positivos que he recibido por redes sociales gracias a este artículo, el cual fue escrito desde la rabia y la pena frente a la desigualdad que se vive en Chile, tanto así que no me preocupé de que fuera un texto “magistralmente escrito” en ningún caso. No me cabe duda que esta desigualdad se da aún con mayor intensidad en otros países latinoamericanos.Y a los que no están de acuerdo y responden “yo pude dejarlo todo y me fui a viajar con mil dólares”: LOS FELICITO. Como menciono en el texto, quizás así como yo, tú también puedes.

Sin embargo, creo que cuando estamos constantemente consumiendo contenido relacionado a los viajes, se nos olvida que el mundo es más que eso. Y a nuestro alrededor son más lo que no pueden salir a recorrer el mundo, ya sea porque tienen una enfermedad carísima de mantener, familiares que cuidar, deudas que pagar, entre otras limitantes. Dejemos de mirarnos el ombligo y tomemos en cuenta la realidad de los demás. Sé que me lee mucha gente que no puede viajar y les agradezco que valoren mi honestidad. Y espero que, de alguna manera, puedan viajar conmigo.



[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row admin_label=”Row” global_module=”7734″ make_fullwidth=”off” use_custom_width=”off” width_unit=”on” use_custom_gutter=”off” custom_margin_last_edited=”off|desktop” allow_player_pause=”off” parallax=”on” parallax_method=”off” make_equal=”off” parallax_1=”off” parallax_method_1=”off” parallax_2=”off” parallax_method_2=”off”][et_pb_column type=”1_4″][et_pb_image global_parent=”7734″ admin_label=”Fran Opazo” src=”http://lavidanomade.com/wp-content/uploads/2014/12/FranOpazo_circulo2.png” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” animation=”fade_in” sticky=”off” align=”left” force_fullwidth=”off” always_center_on_mobile=”on” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”] [/et_pb_image][/et_pb_column][et_pb_column type=”3_4″][et_pb_text global_parent=”7734″ admin_label=”Mini bio” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Fran Opazo es periodista con mención en comunicación digital y viajera. Escribe en La Vida Nómade desde 2014 y en 2017 creó AChileTB, la 1era. Asociación de Blogs Chilenos de Viajes. Además, colabora como periodista en otros medios de turismo y realiza charlas sobre medios digitales relacionados con turismo. Puedes leer más en este enlace.

Síguela en Instagram, Twitter y Facebook.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row admin_label=”Row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Text” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Blog

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Categorías: Blog

Fran Opazo

Periodista con mención en Comunicación Digital y un diplomado en Historia. Colaboro en distintos medios y realizo charlas sobre la importancia del periodismo de viajes y los medios digitales en la industria del turismo. Creo contenido web, soy Community Manager y organizo viajes a pedido. Si necesitas mis servicios profesionales, no dudes escribirme a lavidanomade@gmail.com. Véamonos en Instagram Facebook y Twitter.

10 commentarios

Diana · 25 agosto, 2017 a las 1:22 pm

Hola Fran,

Me ha gustado tu articulo, y la verdad no solo son los chilenos sino que son en los paises donde no te pagan lo que es por tu trabajo, y la vida es cara (en caso de transporte, comida etc) se hace muy dificil ahorra y salir a viajar, en mi caso quiero irme de vacaciones pero tengo el gasto de la universidad, le ayudo a mis padres, el gasto de transporte etc, y por un sueldo un poco mas del minimo. Pero hay lugares como en europa donde los trabajos son bien pagados y te alcanza para ahorrar y salir a viajar. El problema que no todos estamos en las mismas condiciones y si queremos viajar nos toca trabajar el doble para lograr ahorrar he irte

Francisco Benitez · 5 agosto, 2017 a las 12:21 pm

Todos los viajes que hice me han costado meses o años de ahorro, que no me arrepiento de haberlos invertido en viajes, conozco a varios viajeros que constantemente a través de sus escritos intentan menospreciar a aquellos que no tienen la “valentía” de renunciar a todo y convertirse en nómadas.

Fran Opazo · 28 julio, 2017 a las 9:36 pm

Si Luoeva, yo también pienso que hay un tema de prioridades, pero eso considerando que no tengas alguna enfermedad (sabemos que la salud es carísima) o que no tengas que hacerte cargo de tu familia, entre otros obstáculos. Viajar es un privilegio del punto en que se le mire, aunque sea trabajando en granjas para las Working Holiday o en cruceros. Saludos!

Mayo · 28 julio, 2017 a las 4:00 am

Tienes mucha razón Fran, el hecho ya de que tus papás no se interpongan en tu camino y, por el contrario, decidan apoyarte, a pesar de que muchas veces ni siquiera entiendan bien qué haces o harás pero confíen en ti, es ya en sí mismo un privilegio en nuestra dogmática sociedad chilena. Un abrazo viajero.

Lupeva · 28 julio, 2017 a las 12:24 am

Cierto que hay blogueros alucinados que parece que tuvieran el presupuesto de Juanito Yarur …pero tampoco es tan complicado…con 1.5 millones y huevos y ganas te hechas a viajar por varios años (WH, trimming en cali, visa mercosur, usando workaway, cruceros, y lugares turisticos donde siempre hay pega)…cierto! no cualquiera tiene esa plata, pero en 3 años de aprete mucha gente lo puede juntar… es menos de un año de U, o un tercio de un autito chino… cosas en las que aspira a tener cualquier chileno de clase media
Si salir por dos chelas y un churrasco por ahi un viernes a cualquier lado son 10 lukas y en el metro todos llevan iphone 6…yo creo que hay miedo, diferentes prioridades y incapacidad de soñar con cosas distintas a las que te meten en la cabeza desde el kinder…

Elizabeth Lara · 27 julio, 2017 a las 5:48 pm

Excelente Artículo, vivimos en una sociedad muy desigual, que a muchas personas no les alcanza ni con todo el esfuerzo que hagan… yo fui una de las que decidió dejar mi estadía laboral por vivir un año de mi vida diferente, con una cultura diferente, con personas diferentes, siempre tuve en mente que sería un año, estudié y trabajé en Australia y si bien, yo me fui con mi Pareja y llevamos ahorros que nos mantuvo muy tranquilos mientras encontrábamos trabajo, cosa que no fue fácil, vivimos cosas inolvidables pero también otras que no me hubiera gustado vivir. vivir lejos de la familia es difícil, dejar la estabilidad que tanto molestaba, allá nos hacía falta. Tal como tú lo dices, hay algunos que les ha resultado todo muy fácil y otros que no tanto, pero creo que todos deberíamos tener al menos una oportunidad en la vida para vivir una experiencia así!! Te hace crecer, madurar, comprender las cosas desde otro punto de vista, sobretodo te saca de tu zona de confort. Ahora volví y busco nuevamente una estadía laboral, pero con mi corazón aventurero tranquilo de que hice algo que siempre quise y recordaré para siempre. Saludos

Fran Opazo · 27 julio, 2017 a las 5:39 pm

Cierto Cristina. Lo peor es cuando estudias afuera, vuelves, y tu potencial empleador no te contrate por temor de que le aserruches el piso porque estás mejor preparada que él. True story.

Fran Opazo · 27 julio, 2017 a las 5:38 pm

Hola Catalina! Yo creo que el temor a no tener trabajo / dinero a veces es más grande y, lamentablemente, en Chile muy pocos consideran las habilidades mencionadas. No tengo las claves para entender porqué sucede eso —quizás debiera entrevistar a un sociólogo—, pero nos falta un montón. quizás a ti o a mí eso no nos detenga, pero sí a mucha gente a la que se le va la vida en un trabajo, por miedo a la inseguridad económica. Saludos!

Cristina · 27 julio, 2017 a las 1:44 pm

Fran!!! Te encuentro toda la razón! Yo renuncié a mi trabajo para viajar y estudiar idioma, era un sueño de años que realicé gastando todos mis ahorros. Creí que al volver podría encontrar nuevamente un trabajo que me permitiera recuperarme para un nuevo viaje, pero no fué así. No me arrepiento de lo que hice, sin embargo, cuesta recuperarse si no se tiene un buen respaldo económico. Viajar es posible, pero como dices… es caro desde acá y en mi C.V. me cuesta explicar el porqué renuncié a una trabajo estable.
No hay una cultura en este pais y menos los medios!!! Afortunada Fran!!! Sigue viajando por los que no podemos!!!!

catalina pizarro · 27 julio, 2017 a las 1:08 pm

Hola Fran, sería interesante que pudieras comentar el por qué personas que teniendo recursos para hacerlo, no viajan porque tener un espacio en blanco en el CV es mal visto en Chile. Yo he viajado un montón el último tiempo, pero con una “justificación” para después no tener problemas al momento de buscar trabajo. Muchas veces no se valora la experiencia y habilidades que uno genera viajando: no se consideran habilidades como adaptación, resiliencia, y el poder trabajar o convivir con personas de distintas nacionalidades y background. Ojalá eso cambie en Chile. Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inline
Inline